Desde esta mañana la imagen del Santo Cristo del Desenclavo, el antiguo, (1992) se encuentra al culto en forma de crucificado, en la Parroquia de San Juan Bautista, de la localidad del Barrio de la Estación de Matallana de Torío. Se encuentra en el mismo lugar que durante años ocupara la imagen del Santo Cristo del Desenclavo, el nuevo, (2000) y que desde que concluyera la Semana Santa de 2018 está al culto en la capilla de la Virgen del Carmen, de la Iglesia de Santa Marina la Real y es venerado diariamente por numerosos fieles que acuden a besarle sus pies.
La primera imagen procede de los talleres de Vayreda y Bassols y procesionó desde 1993 hasta 1999. A partir de esa fecha se sustituyó por un Cristo nuevo, obra del escultor Manuel López Bécker. Durante varios años, la imagen saldría en la procesión titular a hombros de 4 herman@s, decidiendo su retirada total unos años después. Ambas son articuladas en las axilas, para poder realizar el acto del Desenclavo.
Así, pues, un grupo de hermanos y hermanas de la cofradía trasladó la imagen del Santo Cristo del Desenclavo, el antiguo, (1992) para colocarlo al culto en la Parroquia de San Juan Bautista, de la localidad del Barrio de la Estación de Matallana de Torío, a la cual queremos mostrar nuestro más sincero agradecimiento, especialmente a su párroco D. Óscar Rodríguez.
La mencionada imagen ha estado presente en estado yacente, en las jornadas que organizadas por la Asociación cultural “Santo Sepulcro” han venido recorriendo distintas localidades de nuestra provincia desde 2010, lo que le ha llevado a que fuera nombrado “Socio de honor”.