Pasos y patrimonio

 

Grajal de Campos 2013Gracias al esfuerzo de todos los Hermanos y benefactores, la Cofradía ha conseguido, en pocos años, poseer un patrimonio artístico y técnico impensable, basado en la imaginería, los tronos, joyería y adminículos procesionales. La gran mayoría de este patrimonio se reparte en los dos días que la Cofradía realiza las procesiones: Jueves y Sábado Santos.yacente

La primera imagen que se adquiere es el Santo Cristo del Desenclavo, procedente del taller de Olot entre 1992 y 1993, año en que se procesiona por primera vez. Se trata de una figura articulada de serie a tamaño natural con gran belleza de rostro y sentimentalismo. Al principio la pujaban en un trono de 50 brazos. Una vez que fue sustituida por la imagen actual del Santo Cristo del Desenclavo en su Camino al Padre en 2000, a modo de homenaje, fue portada hasta 2007 por 4 Hermanos durante la procesión que da su nombre y hasta que se efectúa la Ceremonia del Desenclavo. En los últimos años ha participado en las Jornadas del Santo Sepulcro en la provincia de León, representando a la Cofradía. Talla también articulada en madera, con ojos de cristal, dientes de marfil, tamaño algo superior al natural y con gran expresionismo, fue esculpida por el leonés Manuel López Bécker en el año 2000. Este “Paso” es pujado en trono de 90 braceros hasta su desenclavo de la Cruz. A partir de entonces, cambia de trono y posición, pasando a ser empujado como carroza con 16 hermanos y hermanas.

ampliarEn la procesión del Jueves Santo, la talla que abría el cortejo hasta 2012 no era propiedad de la Cofradía, sino de Santa Marina la Real. Se trata de Jesús atado a la Columna, en madera y con policromía a pulimento, de un tamaño bastante menor al natural. Su autor es anónimo aunque se sabe que fue tallado en el siglo XVIII en el seno de la escuela riosecana.ampliarEn los primeros años, se “pujaba” en una parihuela por 12 Hermanos, pero la dificultad de seguir saliendo a la calle por el deterioro que iba sufriendo la obra, obligó en 2103 a la Junta de Seises a sustituirlo por una nueva imagen mariana sobre un trono de 60 brazos que ocupan las Hermanas de la Cofradía, llevando una cruz desnuda con un sudario. Se trata de María Santísima del Mayor Dolor en su Soledad, obra del artista leonés pero afincado en Sevilla, Pablo Lanchares que la realizó en madera de pino Suecia, estucada y policromada al óleo sobre un bastidor de madera. Los brazos son articulados, posee lágrimas de vidrio fundido, pestañas de pelo natural y en la procesión lleva una diadema y un puñal. Actualmente se encuentra al culto en la Iglesia de San Juan y San Pedro de Renueva.

IMG-20130328-WA0008La imagen titular de esta procesión es la de el Santo Cristo de las Injurias, tallado en madera de negrillo con estuco y policromía por el leonés Amancio González en 1995. Carácter expresionista, sin concesiones estéticas, su rostro y sus manos aferradas al madero nos hacen ver claramente el dolor. Vestido con túnica púrpura con encajes y cíngulo al cuello en hilo de oro. Es pujado por 60 braceros.

Hasta 2003, también se pujaba en esta procesión, desfilando en último lugar, la imagen de la Virgen de la Sexta Angustia y Nuestra Señora de las Candelas, tallada en 1994 por Jorge Rodríguez en madera policromada. Talla de vestir con estética gallega y rostro dolorido que es envuelto en toca blanca. En la actualidad la imagen se encuentra presidiendo uno de los salones de la Casa parroquial de Santa  Marina la Real.

ampliarLa procesión del Sábado Santo, se compone, además de la imagen crucificada y yacente del titular, del paso tallado en Cartagena por Jesús Azcoytia en 1998: Nuestra Madre María Santísima del Desconsuelo. Estética totalmente distinta a las anteriores, nos ofrece un rostro fresco y reposado con los brazos extendidos portando un rosario. Está tallada en madera de pino de Suecia con estuco y policromía en óleo. Es una talla de bastidor acentuada con toca de encaje blanco, mantilla y manto negro, vestido de oro fino de grabados neogóticos y corona de plata del siglo XIX, cedida por la Parroquia de Santa Marina la Real, en donde recibe culto desde 2013. Es llevada al hombro en trono de 90 brazos por las Hermanas de la Cofradía.

En la actualidad, la Cofradía dispone en cesión de una Piedad, propiedad de la Parroquia de Las Ventas, y hecha en el primer tercio del Siglo XX. Se procesiona el Sábado Santo en el trono del Santo Cristo del Desenclavo una vez que ha sido desenclavo simbolizando así el momento en que la Virgen recoge el Cuero de su Hijo muerto que descienden  y llenando el vacío que queda en el trono con la Cruz sola.

Piedad de las VentasUna de las acciones proyectadas con motivo del X Aniversario de la Cofradía, fue la edición de 3.000 ejemplares de un libro que recogiese la andadura de la Hermandad en sus primeros diez años de vida. Pero la acción más relevante y que supone un verdadero tesoro patrimonial fue la confección del Libro Ceremonial. Este documento supone un referente para toda la Cofradía y su “Biblia” particular, pues recoge todas las fórmulas y procedimientos a seguir para los actos, ceremonias y procesiones propias. Está confeccionado en papel de gran gramaje con encuadernación en piel marrón con nervios y hierros, tejuelo y cintas de registro.

Además de todas las imágenes y los tronos que han sido renovados algunos y reformados otros en la última década, orgullo de todos los Hermanos de la Cofradía, dispone en propiedad del resto de los enseres procesionales como las incensarios y navetas; instrumentos musicales como las carracas, matracas, cornetas y tambores; 5 banderas de Paso en paño negro con la inicial de la imagen en púrpura; los guiones de Ronda, de Banda y el de la Cofradía, un estandarte de grandes dimensiones, en tela negra adamascada del siglo XIX y con cordones en hilo de oro, distinto a los existentes y recuperándose así el tradicional estilo de las pendonetas fúnebres de esta Tierra.