Ronda Lirico Pasional “Luis Pastrana Gimenez”

“Es preciso mantener la ilusión del primer año para que esta Ronda, que ya se ha hecho un hueco y es objeto de atención y seguimiento por un público fiel, siga cumpliendo convocatorias, y que lleve un nombre propio convirtiéndose en el memorial hacia una persona que en el pasado haya hecho de la Semana Santa un objetivo de esfuerzo y dedicación. No es difícil encontrar un nombre, hay muchos leoneses que cumplen los requisitos y no merecen caer en el olvido de los tiempos”

Luis Pastrana Giménez.

Ronda 2018

Mantenedores: Un total de 9 mantenedores se encargarán de recorrer las calles del Barrio de Santa Marina.

Familia de Luis Pastrana
María Jesús García Armesto
Máximo Cayón Diéguez
Hermenegildo López González
Manuel García Díaz
Susana Vergara Pedreira
Manuel Jáñez Gallego
Xuasús González
Sarita Álvarez Valladares

Organiza: Cofradía Santo Cristo del Desenclavo
Día: Noche del miércoles 28 de marzo
Hora: Al finalizar el concierto previo (en torno a las 23,59 hs)
Lugar: Salida de la Iglesia de Santa Marina la Real

Itinerario:
El orden de las alocuciones de la Ronda Lírico-Pasional 2018 son las siguientes:

1ª.- Iglesia de Santa Marina la Real
2ª.- Puerta del Perdón  de la Real Basílica de San Isidoro
3ª.- Plaza de San Pelayo
4ª.- Catedral
5ª.- Calle Cien Doncellas
6ª.- Calle Cardenal Landázuri – Convento de la Santa Cruz
7ª. – Plaza del Vizconde
8ª.- Corral de San Alvito
9ª.- Plaza Puerta Castillo
Iglesia de Santa Marina la Real.

 

HISTÓRICO

ampliarEl cielo de León recoge el manto de la medianoche que abandona al Miércoles Santo, y un grito de carraca vuelve a romper el silencio; el estruendo de la matraca ahuyenta las estrellas; dos baquetas anuncian el desgarrador llanto de una corneta, y por San Guisán desafían a las tinieblas doce llamas de luz, doce apóstoles desenclavadores. Corrales y callejuelas se empapan de romanticismo y los vetustos muros y sillares abrazan la juventud del ladrillo y la teja para escuchar antiguas gestas, para no olvidar lo que corre por su memoria, la que sólo ellos conocen. Nuestra memoria olvidada revive en manos de la Fe y los que hicieron la Historia de nuestro Pueblo. Es la primera hora de Jueves Santo y León observa el recorrido del fuego, el púrpura y el negro; es la Ronda Lírico Pasional.

ampliarY es que es evento exclusivo, este peregrinaje por los rincones más escondidos del recuerdo de la ciudad, que busca esencialmente, dotar a la Semana Santa de un acto originado de la tradición con lo religioso y lo cultural, y que dé a los Hermanos de la Cofradía y a los leoneses en general, una visión de la ciudad en estos días, una imagen seria, apoyada por la intervención de insignes leoneses. Éstos, asignados con el título de Mantenedores, suponen el motor de la Ronda. En el sentido estricto de la palabra, observamos que se trata de algo cultural y religioso. No es un acontecimiento puramente espiritual, pues se concentra mayormente en un sentido cultural a través de la literatura y la historia, un transcurrir del tiempo meramente local y leonés. Pero el hecho de recorrer el barrio de las altas torres, un discurrir hacia notas de teología, escoltadas por hermanos de hachón con el hábito procesional, confiere al conjunto una reflexión.

ampliarEl esquema básico de la Ronda es un recorrido por el barrio de Santa Marina o aledaños del casco antiguo, elegido por el Mantenedor, el cual, hará una serie de alocuciones en determinados puntos del recorrido, refiriendo los más variados aspectos, anécdotas, poemas, historias, etc… relacionados con el punto o “estación” elegida. A las doce en punto de la noche saldrá de la Iglesia de Santa Marina la Real la comitiva en el siguiente orden: la encabeza siempre uno o dos Seises vestidos de calle que guiarán al resto de participantes. Les seguirá la Ronda de la Cofradía propiamente dicha que está compuesta por el Guión de la Ronda, un tambor destemplado, una corneta, una campanilla, una carraca y una matraca. Les sigue el Guión de la Cofradía y doce Hermanos dispuestos en fila de a dos portando un hachón o antorcha. Todos ellos irán ataviados con el hábito reglamentario y con capillo. Les seguirá el Mantenedor de la Ronda flanqueado por el Hermano Mayor y el Secretario de la Cofradía vestidos de calle y con sus varas. El público, normalmente, sigue la comitiva o la espera en los puntos elegidos para las alocuciones. Al final del recorrido, el mantenedor hará entrega al Hermano Mayor o al Secretario del texto de la Ronda para que conste en los archivos de la Cofradía.

ampliarLos impulsores de este acto fueron varios Seises de la Cofradía en el año 1994 que expusieron la idea a D. Luis Pastrana Giménez († 2003), licenciado en Historia, diplomado en cinematografía y Cronista Oficial de la Ciudad, con el ánimo de que aceptara el título de Mantenedor de la Ronda para aquel primer año. No sólo aceptó sino que le entusiasmó la idea y ya no fue capaz de dejar de seguir a la Ronda en lo sucesivo. En el año 1995 recibió el título D. Máximo Cayón Diéguez, papón de toda la vida y autor de innumerables artículos y poemas. En 1996 es D. Ricardo I. Piñero Moral, Hermano de la Cofradía y doctor en Filosofía y CC.EE. En 1997 recoge el testigo D. Javier Caballero Chica, licenciado en Historia del Arte y autor de numerosos artículos relacionados con la imaginería sacra. Es en 1998, cuando el Ilmo. y Rvmo. Abad de la Real Colegiata de San Isidoro, D. Antonio Viñayo González († 2012), doctor en Teología, miembro de la R. A. de la Historia, entre otros títulos; se encargó de emocionarnos y deleitar a los presentes con su oratoria referente a la Historia de León. En 1999 se encarga D. Fernando Llamazares Rodríguez († 2015), doctor en Historia del Arte y licenciado en Filosofía, personaje muy vinculado al barrio y a la Cofradía. En el año 2000 se encargará D. Mario Amilivia González, licenciado en Derecho, papón de toda la vida y, en aquel entonces, Alcalde de León. El nuevo milenio lo estrenó D. Fernando de Arvizu, Catedrático de Historia del Derecho en la Universidad de León. El 2002 se encargó al Padre D. Eutimio Martino, de la Compañía de Jesús, doctor en Filosofía, licenciado en Teología e incansable investigador en todo lo concerniente a León. El año 2003 condujo la Ronda D. Pedro García Trapiello, periodista leonés y conocedor del León más anecdótico.

ampliarEn el año 2004, y a propuesta de la Junta de Seises, la Asamblea General de la Cofradía acordó unánimemente bautizar a la Ronda con el nombre de su primer e insigne Mantenedor, como homenaje y reconocimiento a su labor y apoyo. En el inicio de la misma se procedió a nombrar a la Ronda de la Cofradía: Ronda Lírico Pasional “Luis Pastrana Giménez”. Esta vez la Ronda fue conducida por otro Hermano de la Cofradía y Fundador de la misma, que por primera vez la puso título: “Las Puertas del Cielo”. Se trataba de D. Manuel García Díaz. En 2005, la Cofradía nombró Mantenedora a una mujer, la primera en estrenar este título: se trataba de la periodista del Diario de León Dña. Susana Vergara Pedreira. En 2006 la Junta de Seises decidió nombrar Mantenedor a un leonés de toda la vida, amante de su ciudad y comprometido como nadie con su barrio (Santa Marina la Real), D. Hermenegildo López González, Catedrático de Filología Francesa y Profesor universitario desde 1982 en la Universidad de León. D. Agustín-Vicente Suárez Alonso, Dr. en Medicina y colaborador en medios sobre cultura judía e historia leonesa, condujo la Ronda en el año 2007. Al año siguiente se cumplían 15 años de Ronda ampliarD. Gerardo Boto Varela, Dr. en Historia del Arte medieval por la Universidad de Gerona, así como autor de libros y artículos de investigación, la tituló “Cuerpos Santos. Reliquias y templos en el cogollo de León”. El año 2009 será el que designe una segunda Mantenedora en la historia de la Ronda: la Dra. en Historia medieval por la Universidad de León, Dña. Margarita Torres Sevilla, Cronista Oficial de la ciudad y autora de numerosas obras de investigación histórica, que tituló la Ronda “León Sede Regia (909-2009)”. D. Jorge Revenga Sánchez, abogado de profesión, conocedor hasta lo infinito de la Semana Santa leonesa y colaborador en este tema en numerosos medios puso el título de “Sueños de Piedra y Verso” en el año 2010. “Recorrido por la antigua colación de Santa Marina” será el propio elegido en el año 2011 por el matrimonio D. Taurino Burón Castro, archivero de profesión y autor de algunos títulos relacionados con ello y Dña. Sarita Álvarez Valladares, poetisa; ambos residentes en el barrio y colaboradores en los medios sobre la Semana Santa. En 2012 D. Ricardo Ferradal Pérez, leonés colaborador en prensa, radio y emisoras locales de TV, así como en varias revistas y fundador de la Asociación “Pro-Monumenta” fue el encargado de guiar la Ronda por las recoletas de Santa Marina. El año ronda 20162013, dio paso a una mujer, Dª. María Jesús García Armesto, gran conocedora de la historia y las tradiciones leonesas. De la mano del Hermano D. Manuel Jáñez Gallego, vino la Ronda de 2014, salpicada de gratas sorpresas en algunos puntos del recorrido que el buen “Manu” nos tenía reservadas en los lugares del viejo barrio de Santa Marina la Real al que él se encuentra tan vinculado familiarmente. Ya en 2015 D. Gonzalo Márquez García fue la persona que mantuvo el recorrido poético por las calles del viejo León, rompiendo las barreras del Barrio de Santa Marina para llegar hasta la Iglesia de San Martín. Para el año 2016, la Cofradía del Desenclavo nombró a D. Xuasús González Fernández, buen conocedor de nuestra Semana Santa y sobre todo una persona cercana que supo en su Ronda transmitir los sentimientos cofrades de un papón leonés. Para la edición de 2017, la decisión de la Junta de Seises recayó en la persona de D. Héctor Luis Suárez Pérez, antiguo mozo del barrio de Santa Marina y a la vez hermano del Desenclavo, con carta de pago nº 56.

2018, es un año especial puesto que la Ronda llegará a su XXV edición, por lo que se transformará, recordando algunas paradas ya un poco lejanas, en las que 9 Mantenedores volverán a evocar sus vivencias y anécdotas. Sin duda, un recorrido que no debemos perder.